Catamarca: solo el 1,1% de los niños realiza un desayuno saludable

0
31

Interesante informe realizado en las escuelas de nuestra Capital. La calidad del desayuno refleja el futuro en los niños que podrían ser obesos en la vida adulta desarrollando enfermedades crónicas y degenerativas.

 

l Licenciado en Nutrición Franco Notario (M.P 122) compartió con elancasti.com.ar un informe que revela datos alarmantes sobre la relación existente entre el exceso de peso y el hábito del desayuno. El dato que trae aparejado el hecho de que solo el 1.1% de los niños desayune adecuadamente resulta preocupante, ya que dos tercios de estos niños que no desayunan bien serán obesos en la vida adulta, trayendo aparejadas consecuencias en su salud, particularmente relacionadas al desarrollo de enfermedades crónicas y degenerativas.

La investigación, realizada en el mes de noviembre del año 2016, tenía como objetivo conocer la relación existente entre el exceso de peso con el hábito del desayuno y la calidad del mismo en 105 escolares de dos escuelas del nivel primario de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.

Los resultados más relevantes de dicha investigación fueron que la mas de mitad de los alumnos presentó exceso de peso (el 20,9% sobrepeso y un 29,5% obesidad). Son preocupantes estas cifras ya que dos tercios de estos niños serán obesos en la vida adulta trayendo aparejadas consecuencias sobre la salud, particularmente relacionadas al desarrollo de enfermedades crónicas y degenerativas.
A la hora de evaluar el hábito del desayuno en los participantes bajo estudio, el 81,9% manifestó realizar dicha práctica. Pero solo el 1,1% de ellos realizaba un desayuno considerado nutricionalmente completo. Según las Guías Alimentarias para la Población Argentina el desayuno diario debe estar compuesto por lácteos, cereales y frutas. Si bien el número resultó desalentador a la hora de evaluar la calidad del mismo, es positivo el porcentaje de niños que presentan el hábito. Ya que lo que resulta dificultoso en un tratamiento nutricional es la instauración de un hábito, la mayoría de estos niños ya tienen incorporado ese hábito. Quedará como tarea posterior mejorar el indicador de la calidad del mismo a través de educación alimentaria en las instituciones educativas.
Se midió la calidad del desayuno por medio de los grupos de alimentos consumidos en dicha comida, es así que el 48,7% consumió el grupo de los lácteos (necesarios por su contenido de calcio, vitamina A y proteínas de alto valor biológico) el 53,4% incorporó el grupo de los cereales (fundamentales para proveer energía a nuestro organismo) y solo el 7,7% consumió frutas en el desayuno (importantes por su contenido de vitaminas y minerales). Quedará como pendiente en próximas investigaciones el porqué del bajo consumo de este grupo de alimentos en los niños, ya sea por: gustos, disponibilidad, recursos económicos o simplemente por el hecho de ignorancia en la materia.
Del 18% de los niños que no desayunaron la mayoría manifestó la “falta de tiempo” como motivo de no realizar dicha comida. Es importante planificar las comidas, el cambio de vida y la sensación de falta de tiempo, han dado lugar a la reestructuración en el modelo tradicional de las comidas. Se aconseja preparar el desayuno la noche anterior, despertar con tiempo a los niños, desayunar en familia para así, evitar la omisión de la primera comida del día.
Al omitir el desayuno, la preferencia de los niños del quiosco escolar eran las gaseosas y sándwich, un estudiante manifestó consumir una gaseosa de medio litro en cada recreo. Es necesario conocer y modificar la disponibilidad que tienen los alumnos en los quioscos escolares, ya que las ofertas alimentarias que ofrecen suelen ser de bajo valor nutricional agravando aún más el problema del sobrepeso y la obesidad en los infantes.

El 21,4% de los niños realiza el almuerzo como primera comida del día, produciéndose así un tiempo prolongado de ayuno ocasionando diversas complicaciones en la salud integral del niño.
A la hora de evaluar la relación entre ambos indicadores, se observó que los niños que no desayunaron presentaron un Índice de Masa Corporal mayor que los niños que si realizaban dicha práctica.
Estos resultados reflejan la importancia de la educación alimentaria en las escuelas, en muchos lugares del mundo ya tienen incorporados los nutricionistas en el ámbito escolar, en Chile me tocó trabajar con colegas donde pude observar cambios positivos en los escolares. Es necesaria y fundamental la figura del profesional de la nutrición en el establecimiento educativo para poder realizar charlas, capacitaciones, evaluación del estado nutricional, apalear el problema de exceso de peso, trabajar en las ofertas alimentarias de los quioscos y llevar a cabo actividades de prevención y promoción de la salud.

Dejanos tu comentario