Donald Trump confirmó un acuerdo comercial “sustancial” con China

0
0

Luego de varios meses de enfrentamientos, el mandatario republicano suspendió su plan de subir los aranceles a los productos del país asiático.

El saludo entre Donald Trump y el negociador chino.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hizo una pausa en su enfrentamiento comercial con China y anunció este viernes un acuerdo comercial parcial entre Washington y Beijing.

“Llegamos a un acuerdo muy sustancial de fase uno”, aseguró el mandatario, tras la reunión con Liu He, el jefe negociador chino. Como parte del pacto, el republicano suspendió su plan de subir del 25 al 30% los aranceles a las importaciones chinas por un valor de 250 mil millones de dólares.

El representante chino destacó la “buena comunicación” entre los dos países y aseguró que había un “progreso sustancial en muchos campos”. “Estamos contentos”, afirmó Liu He, que ratificó que las conversaciones continúan para definir la letra chica.

Por su parte, el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, confirmó que no se producirá ese aumento que arrancaba el próximo martes. Se especula que la oficialización del pacto se daría durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico que se hace en noviembre, en Chile.

Historia de una batalla comercial
La crisis comercial entre los dos países se profundizó este año, a pesar del paréntesis que hubo durante la cumbre del G20 que se hizo en Buenos Aires. Allí los dos gigantes habían encontrado puntos de encuentro en su batalla, que después se intensificó.

El pico máximo del enfrentamiento ocurrió cuando China, a principios de agosto, depreció su moneda, el yuan. La noticia impactó en los países emergentes y también afectó a la Argentina.

Trump muestra el principio de acuerdo firmado con China.

Con el correr de las semanas, Trump acusó a Xi Jinping de manipular el valor de su moneda para perjudicar a los Estados Unidos. “Se llama manipulación de divisas”, disparó el magnate, en ese momento, desde su cuenta de Twitter. “Es una gran transgresión que debilitará enormemente a China con el tiempo”, agregó fiel a su estilo verborrágico.

Luego de ese episodio, China comenzó a tener problemas internos graves a partir de las marchas en Hong Kong que puso entre paréntesis la batalla con los Estados Unidos. Por su parte, Trump, también tuvo complicaciones puertas para adentro: la oposición demócrata le inició un proceso de impeachment por el que lo acusa de “traición a la seguridad nacional”.

En ese contexto, ambas administraciones retomaron el diálogo que esta tarde terminó en un acuerdo parcial que puede terminar de delinearse en los próximos días.

Dejanos tu comentario